publicidad

11 de julio de 2017

LA BATALLA DE COURTRAI, 11 de julio de 1302

         En UN DÍA EN LA HISTORIA recordamos la batalla de Courtrai o Kortrijk, ocurrida el 11 de julio de 1302 se conoce también como la batalla de las Espuelas de Oro. En ella se enfrentaron las huestes del Rey de Francia Felipe IV, el Hermoso, y las tropas flamencas en las cercanías de Courtrai en la actual Bélgica.
         El ambicioso rey galo, que pasaría a la Historia posteriormente por la abolición y ejecución de los líderes templarios en búsqueda de sus riquezas, deseaba ampliar los territorios de la corona al norte. Flandes era el objetivo del monarca en búsqueda de las ricas tierras agrícolas y de su industria textil...
Guido de Dampierre con el león rampante Flamenco
          Guido de Dampierre, conde de Flandes, trató de lograr reforzar su posición ante el futuro ataque francés aliándose con Inglaterra en 1297. Ante este pacto, las tropas francesas al mando del hermano del monarca, Carlos de Valois, tomaron Lille, Courtai, Béthune y Cassel. Tras estas pérdidas territoriales el conde se guarneció en la rica ciudad de Gante, a la vez que el Rey inglés Eduardo I rompía su pacto y firmaba una tregua de dos años con el Hermoso. En 1300 tras finalizar la tregua Guido de Dampierre es arrestado en Francia tras acudir para negociar la paz. Sin líder Flandes fue tomado completamente por Carlos de Valois.

         La anexión a Francia no fue aceptada por los flamencos, especialmente por los comerciantes de Brujas que liderados por Pierre de Coninck y con la ayuda de los hijos de Guido (Jean de Namur y su hermano Guido, a quienes se unió un primo, Guillaume de Juliers) tomaron la ciudad. El 18 de mayo ocultos en la oscuridad los rebeldes entraron en la ciudad y degollaron a la guarnición francesesa y a sus colaboradores. Esta acción se conoce como los Maitines de Brujas, con más de doscientos muertos, se dice que solo Guy de Châtillon, conde de Saint-Pol, pudo escapar de la masacre.
Entrada medieval a Brujas. Bellumartis
         Con la moral por los aires los flamencos trataron de recuperar Cassel y Courtrai. El asedio de Courtrai fue iniciado por el Guido de Namur hasta la llegada de Guillermo de Juliers que encabezaría las tropas flamencas ante la llegada de los refuerzos franceses. Seria Roberto de Artois quien acudiría con la famosa caballería pesada francesa en rescate de la guarnición de Courtai.
         Los flamencos se situaron en una meseta, conocida como Groeningheveld, protegida por el río Groninga y los pantanos, era un lugar ideal para la defensa. Las milicias urbanas, formadas por comerciantes y artesanos, sabiendo su falta de experiencia en combate, emplearon la astucia. Decidieron cavar trampas de agua, las loberas, frente a sus líneas para frenar en seco las temibles cargas de caballería francesas.
         Aunque ambos ejércitos eran similares en tamaño en torno a 10.000, la calidad de los franceses era muy superior. En la mañana del 11 de julio el comandante francés, Roberto de Artois formó a sus tropas en tres cuerpos, uno bajo sus órdenes y los otros liderados por el condestable de Nesle y el conde de Saint-Pol.
Batalla de Courtrai del pectoral de Oxford. Wikicommons
La batalla comenzó con una larda descarga de saetas por parte de los ballesteros franceses que hicieron que los flancos franceses se alinearan con el centro, ya que los flamencos se habían desplegado en un arco detrás del rio. Esa retirada animó al de Artois a cargar con la caballería en vez de hacer avanzar a la infantería. La primera carga encabezada por De Nesle fue un fracaso, muriendo él mismo en la lucha. La segunda oleada fue frenada en seco por las loberas donde cayeron los mejores caballeros de su ejército. Roberto de Artois viendo todo perdido se rindió pero no logró ver otro día.
JUGANDO CON LA HISTORIA
Viendo las cifras de la batalla unos mil muertos franceses ante 100 flamencos, creo humildemente que Artois pudo tratar de replegarse con su infantería, pero ya sabes un orgullos noble medieval no cree en los peones: “cien jinetes valen más que mil infantes”
         Los flamencos cubrieron las paredes de la iglesia de Groninga  con los estandartes y las espuelas de los caballeros franceses muertos por eso es la “batalla de las Espuelas de Oro”. Actualmente se sigue celebrando esta victoria en la parre flamenca de Bélgica.
"La batalla de las espuelas de Oro" de Nicaise de Keyser, 1836


La batalla de Courtrai, 11 de julio de 1303” Francisco García Campa – Bellumartis Historia militar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR